Logo Amway

Blog oficial Amway Guatemala

  • Salud Bucal
  • Higiene Bucal
  • Enjuague Bucal

Trabajar desde casa: ¿Ayuda o afecta tu productividad?

07-06-2022

Todos podemos recordar que hasta hace pocos años el home office no era más que un sueño lejano para la mayoría, sin embargo, con la gran cantidad de cambios que todos hemos vivido de un tiempo para acá, este se ha convertido en la realidad de muchos, lo que nos ha llevado a evaluar si esta modalidad de trabajo nos ha hecho más productivos, o, por el contrario, no es la ideal para nosotros.

 

Claro que no existe una verdad absoluta, habrá quienes amen trabajar desde la comodidad de casa y se puedan adaptar fácilmente a este cambio, pero también existen las personas que creen sacar su mayor potencial en la oficina.

 

Sin duda el poder llevar a cabo nuestras actividades profesionales desde nuestro hogar suena tentador, más aún cuando tomamos en cuenta el ahorro de tiempo en traslados a la oficina y, por qué no, esos 15 minutos más de sueño que podemos disfrutar por las mañanas, todos pensaríamos que mejorar de esta forma nuestra calidad de vida se vería reflejado en un aumento en nuestra productividad, el problema surge cuando comenzamos a abusar de esta comodidad o no tenemos una buena gestión de nuestro tiempo y esto afecta en nuestros resultados profesionales.

 

Una Investigación reciente en la que participaron las universidades de Chicago, Stanford y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), ha demostrado que el trabajo remoto mejora el rendimiento de las personas hasta en un 13%, además de traer consigo grandes ahorros como el transporte, comer fuera de casa y tiempo de traslados, sin embargo, también se demostró que en muchos casos la jornada laboral aumenta al no existir una separación entre el espacio personal y laboral de los empleados.

 

Si trabajar en casa ya es tu realidad, pero sientes que no estás dando tu cien porciento, aquí tenemos algunos consejos que podrán ayudarte a elevar tu productividad y tener una vida laboral más plena y organizada.

 

1. Organiza tu tiempo

Estar en casa no significa que estés en un día de descanso, lo mejor que puedes hacer es ordenar tus tareas diarias, una buena opción es usar una agenda electrónica donde puedas visualizar el trabajo pendiente e ir descartando aquel que finalizaste, esto te ayudará a mejorar tus tiempos y no sentirte abrumada por cientos de tareas en tu mente.

 

2. Combinar las tareas del hogar con el trabajo no siempre es buena idea

En la medida de lo posible mantén separados los quehaceres de casa de tu trabajo, si bien puede parecerte una buena idea hacer un poco de limpieza o preparar la comida entre reuniones o correos, esto te llevará a bajar tu productividad y a la larga generará una indeseable bola de nieve de pendientes, la mejor opción es respetar y separar tus horarios laborales de tu tiempo libre.

 

3. No conviertas cada habitación en tu espacio de trabajo

Una de las situaciones más complicadas del home office es lograr un espacio agradable y tranquilo para poder trabajar, más aún cuando no eres la única en casa y no tienes una oficina o estudio, por eso te recomendamos adaptar un espacio específico que se convierta en tu zona laboral, encárgate de que sea agradable y tranquilo, esto facilitará tu concentración y a la larga te traerá mejores resultados.

 

Ya sea que trabajes desde casa o prefieras la oficina, lo más importante siempre será lograr el mejor balance entre tu vida personal y laboral, sacar el mejor provecho de tu tiempo y adaptar tu forma de trabajo para dar los mejores resultados. Busca el estilo laboral que mejor se adapte a tu personalidad y vive tu vida como tú la quieres.