Logo Amway

Blog oficial Amway Guatemala

  • cuidado de la piel
  • Proteccion Solar
  • Piel del cuerpo

Tipos de quemaduras por el sol

19-06-2022

La luz del sol tiene muchos beneficios: por ejemplo, logra que el cuerpo cree la hormona llamada melatonina, que es fundamental para que durmamos; también ayuda a que reduzcamos el estrés, nos sintamos mejor y a que nuestro sistema inmunológico se fortalezca. Sin embargo, el exceso de sol puede causar también daños y quemaduras en nuestra piel.

 

Cuando nos exponemos al sol sin protección corremos el riesgo de causarnos quemaduras y algunas pueden llegar a ser graves y necesitar atención médica. Aquí te decimos como aprender a distinguirlas y evitarlas.

 

Quemaduras leves a moderadas

Provocan enrojecimiento, tirantez, quemazón y dolor. Según la American Academy of Dermatology, las quemaduras de sol y los bronceados ocurren porque la piel produce más melanina, un pigmento oscuro que protege la piel contra los rayos UV y este exceso crea un cambio de color en la piel. En las personas muy blancas, la piel se pone roja y en las personas con piel más oscura alcanzan un color mucho más oscuro. A los días de que comienza a sanar, hay menos inflamación y el exceso de melanina permanece, creando así un bronceado. Posteriormente los bronceados desaparecen.

 

El Stanford Childrens Hospital recomienda tomar las siguientes medidas como tratamiento, esto aunado a la atención de un profesional:

 

  • Alivio de dolor: tomar un baño fresco y no frío y aplicar con suavidad compresas húmedas o frescas.
  • Tomar un analgésico.
  • Permanecer en la sombra hasta que las quemaduras por el sol estén curadas, ya que exponerse al sol nuevamente aumentaría la gravedad de las lesiones.

 

Quemaduras severa

Provocan enrojecimiento, dolor, inflamación y ampollas. Afectan la capa externa de la piel, llamada epidermis y parte de la segunda capa de la piel, llamada dermis. Frecuentemente tardan varias semanas en sanar y son más graves.

Este tipo de quemaduras demás puede causar infecciones, especialmente si la persona no recibe un tratamiento adecuado. También pueden provocar fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y una sensación general de enfermedad.

 

Fotoqueratitis

Se puede describir como una quemadura de sol en la córnea, que es la parte clara que cubre el área central del ojo. Cuando nos exponemos a una luz intensa, puede provocar irritación, sobre todo si no se utiliza protección. Cuando ocurre este tipo de quemadura, se pueden presentar síntomas como dolor, lagrimeo y molestias por la luz en ambos ojos, así como pérdida de visión mínima o inexistente. Se necesita una evaluación médica.

 

¿Cómo prevenir las quemaduras de sol?

  • Evita la exposición excesiva durante las horas pico, 10 a.m. y 2 p.m.
  • Usa protector solar
  • Viste ropa que te proteja del sol, por ejemplo mangas largas o sombreros

 

Con estos consejos vive tu vida como tú la quieres y mantén una piel protegida y suave en todo momento y a donde quiera que vayas.