Logo Amway

Blog oficial Amway Guatemala

  • Dientes Sanos

Rutina infalible para fomentar el hábito de cepillar los dientes en niños y niñas

18-06-2024
Imagenes de noticia

Logra fomentar el hábito de una buena higiene bucal en niñas y niños siguiendo esta rutina que nunca falla.

Cuando se trata de niños, procurar rutinas sanas es clave para asegurarnos de que van creciendo de la mejor manera.

 

Tres erres maravillosas

La repetición, el ritmo y la regularidad, ¡tres maravillosas erres!, nos ayudan a incorporar hábitos saludables que les permitan desarrollarse plenamente y disfrutarlo.

 

La repetición favorece que nuestros niños integren poco a poco los hábitos, actitudes y actividades que nos parecen importantes para ellos. El ritmo les permite predecir cuándo será el momento de volver a esa actividad. Y la regularidad les confirma la pauta que estamos estableciendo y les da seguridad.

 

No forzar, sino conducir

Un famoso pedagogo dijo: “donde la fuerza se termina, el ritmo sostiene”. Efectivamente, cuando logramos crear un ritmo, las cosas se dan por sí solas.

 

En el caso de los dientes, es muy importante empezar a sembrar buenos hábitos desde una edad temprana para evitar los riesgos de una mala higiene bucal. Crear un ritmo diario de cuidado para su boca, con horarios y rutinas claras, será clave para favorecer una salud dental para el resto de su vida.

 

¿A qué edad empezar?

Desde que son bebés y hasta la aparición de los primeros dientes, puedes empezar a cuidar su boca pasando una gasita mojada en agua por sus encías y el interior de sus mejillas, con un ligero masaje. A partir del año, aproximadamente, puedes empezar a utilizar un cepillo pequeñito y de cerdas suaves para limpiar sus dientes una vez al día.

 

Empieza a construir un ritmo, dedicándole a esta actividad siempre el mismo momento del día, por la noche antes de ir a la cama, por ejemplo.

 

A partir de los dos años, puedes empezar a enseñarles una técnica adecuada para cepillas sus pequeños dientes y agrega otro cepillado al día, por ejemplo por la mañana antes de salir de casa. Elije un cepillo adecuado tanto a sus pequeñas manos, como a su boca. El cepillo dental Glister Kids tiene un alegre colorido. Su mango suave, antideslizante, de fácil agarre hará su tarea más fácil y divertida.

 

Jugar es la clave para aprender

Está demostrado que, cuando más aprendemos, es cuando disfrutamos. Por lo tanto, aprovecha el juego para hacer de la higiene bucal una actividad divertida, en la que estés totalmente presente con tu hija o hijo y le enseñes a cuidar su boca.

 

Piensa que, en realidad, le estás enseñando a quererse y a cuidarse. Además de crear un hábito saludable, estarás creando recuerdos hermosos.

 

Hacer es esencial para enseñar

Los niños pequeños son grandes imitadores, aprenden haciendo lo que ven hacer a los demás. Es la manera en la que empiezan a ponerse de pie, a caminar y a hablar. Por lo tanto, cuando estés enseñándoles a lavar sus dientes, ¡hazlo tú también!, y convierte ese momento en un espacio de autocuidado para ti y tu pequeña o pequeño.

 

¿Cuándo y cómo incorporar la pasta de dientes?

Seguramente has escuchado algunos mitos sobre el uso de la pasta de dientes, sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda su uso para el cuidado de la higiene bucal desde la infancia.

 

A partir de los dos años puedes incorporar la pasta dental a la rutina de limpieza de tu hijo o hija. Elige una que tenga la cantidad de flúor adecuada para su edad, así como un sabor y consistencia agradables. La pasta dental Glister Kids limpia con delicadeza el delgado esmalte de los dientes de los niños y aporta minerales naturales para ayudar a fortalecer los dientes en desarrollo.

 

Una rutina que nunca falla

En resumen, para convertir la higiene bucal en tus hijos en un hábito feliz:

 

  1. Usa las tres erres: repetición, ritmo y regularidad. Repite siempre el cuidado de los dientes en el mismo momento del día, cada día.
  2. Hazlo divertido, convirtiendo la limpieza de los dientes en un momento de conexión y juego.
  3. Enseña con el ejemplo y lávate tú también mientras enseñas a tu pequeña o pequeño.
  4. Adapta la técnica de cepillado, así como el cepillo y la pasta a cada etapa de su desarrollo.

 

Te invitamos a leer este interesante artículo para saber más sobre la higiene bucal en la infancia.

 

Construye hábitos felices para ti y tu familia, y vive tu vida como tú la quieres con Amway.