Logo Amway

Blog oficial Amway Guatemala

  • Skin Care
  • Skin Nutrition
  • cuidado de la piel

5 hábitos que debes adoptar para tener una piel sana

24-03-2021

Tener una piel sana es todo un reto, sobre todo si hablamos de la piel de nuestro rostro. Con tantas zonas diferentes y tantas características únicas, el cuidado específico y la nutrición de la piel o skin nutrition se vuelven de vital importancia. Por eso, hoy te damos 5 consejos que te ayudarán a mejorar la salud de tu piel.

 

1. La hidratación es clave.

 

Uno de los primeros consejos que se nos vienen a la cabeza al pensar en skin nutrition es la hidratación ¡y por algo debe de ser! La hidratación de tu piel se realiza a través de la retención de líquido en sus capas internas, pero existen condiciones físicas y ambientales que fomentan una pérdida de esta humedad, provocando un aspecto apagado, áspero y reduciendo su elasticidad

 

La solución a esto es muy sencilla, ¡toma agua y utiliza cremas hidratantes con ingredientes que aporten beneficios a tu piel! Consumir una cantidad adecuada de líquidos no solo será saludable para tu skin nutrition sino para el completo funcionamiento de tu sistema.

 

Por su parte, aplicar una crema hidratante ayudará a tu piel a retener la humedad y reducir su pérdida; elige una opción que se amolde a tus necesidades de skin nutrition y aplícala diariamente de día y noche, especialmente después de ducharte o lavarte el rostro, ¡seguro notarás la diferencia!

 

2. Protégete del sol.

 

El sol es un gran aliado de la skin nutrition al aportarnos vitamina D cuando nos exponemos a su luz, pero al mismo tiempo podría volverse un temible enemigo si no somos cuidadosos ante sus rayos UV. La radiación ultravioleta, más conocida como rayos UV, puede provocar daños en las células de nuestra piel que van desde manchas y quemaduras, hasta cáncer.

 

Algunos alimentos como moras, nueces y verduras de hojas verdes pueden aportar nutrientes para una skin nutrition correcta que permita reparar los daños causados por el sol, pero sin duda la mejor herramienta que tenemos para evitar estas consecuencias es el protector solar, preferentemente uno con un FPS igual o superior a 30.

 

3. Cuida tus hábitos.

 

¡Practicar buenos hábitos de salud impactará directamente en tu skin nutrition! Toma en cuenta que tus acciones podrían beneficiar o perjudicar la apariencia de tu piel. Pon especial atención en tu alimentación, analiza si los productos que consumes aportan las vitaminas y minerales que requieres para tu skin nutrition y agrega a tu dieta alimentos ricos en antioxidantes, grasas saludables, omegas y más, ideales para una skin nutrition adecuada.  

 

Otros factores como la cantidad de ejercicio que realizas, tus horas de sueño y el consumo de sustancias como alcohol, tabaco o cafeína podrían también impactar en tu piel. Identifica cuáles de estos aspectos puedes mejorar y comienza a tomar decisiones más saludables.

 

4. Dedícale más atención a tu piel.

 

Uno de los mejores consejos que podemos darte para asegurar una skin nutrition correcta es ¡visita a tu dermatólogo! Agenda una cita con él al menos una vez al año como medida de prevención y permíte que te guíe a tomar las decisiones más saludables para ti.

 

Pero no siempre tienes que esperar este periodo para realizar tu visita, nadie te conoce mejor que tú, así que aprovecha cualquier momento para mirar con detenimiento tu piel y revisar que no existan manchas, bultos o lesiones fuera de lo normal, en caso de ser así, visita inmediatamente a tu médico.

 

5. Valora la limpieza.

 

Limpia tu cuerpo por dentro con alimentos naturales que aporten a tu skin nutrition vitaminas esenciales y por fuera evitando prácticas comunes como tocarte la cara, usar una toalla para distintos propósitos y no lavarte constantemente tu rostro.

 

Para evitar que las bacterias entren a los poros se recomienda asear constantemente la piel y realizar exfoliaciones para retirar células muertas y partículas de suciedad, esto por supuesto con productos de skin nutrition adecuados y no abrasivos que den el cuidado necesario a cada sección de tu cuerpo.

 

Y no olvides la regla de oro, ¡desmaquíllate antes de dormir!

 

Descubrir cómo incorporar la skin nutrition como parte de las buenas prácticas en tu rutina te ayudará a cuidar de forma especial tu piel y a dar un gran paso hacia el bienestar integral para que puedas disfrutar tu vida como tú la quieres.