Logo Amway

Blog oficial Amway Guatemala

  • Limpieza del Hogar
  • Limpieza Desinfectante
  • Hogar Saludable

10 hábitos de limpieza para tener un hogar saludable

26-12-2022
Imagenes de noticia

Para tener un hogar saludable es necesario adoptar buenos hábitos de limpieza que lo mantengan libre de microbios, hongos y otros agentes contaminantes que pueden afectar nuestra salud.

 

Un hogar que no se limpia constantemente acumula humedad y suciedad atrayendo inquilinos indeseados, molestos y difíciles de eliminar como el moho y los hongos que después pueden convertirse en alergias y enfermedades si los dejamos habitar libremente entre nosotros.

 

Es por eso que, si la limpieza no es lo tuyo y solo la haces cuando ya no soportas ese olor horrible que no sabes ni de donde viene, te conviene empezar a practicar estos sencillos hábitos con los que puedes aprender a mantener tu casa limpia.

 

1. Tiende tu cama primero

En su libro Make your bed: Little things that can change your life, el autor y almirante retirado de la marina estadounidense William H.  McRaven, expone la teoría de que tender la cama por la mañana te prepara para el éxito, puesto que te hace sentir que ya has logrado al menos una cosa en tu día y de esta manera te motiva a seguir con más entusiasmo.

 

2. Abre las ventanas

Ventilar tu casa puede parecer un detalle sin importancia, pero en realidad es un hábito que ayuda a regular la humedad, eliminar malos olores y renovar el aire de tu casa, lo cual es muy necesario para una buena salud.

 

3. Deshazte de lo que no tiene funcionalidad

Tal como la japonesa Marie Kondo nos ha enseñado “la limpieza empieza por la eliminación”. Es más fácil mantener un espacio limpio si tiene menos cosas, es por eso que es importante hacerte del hábito de eliminar y sacar de tu hogar todo lo que no usas, puedes apoyarte del método Marie Kondo si no sabes cómo hacerlo o por dónde empezar.

 

4. Limpia y guarda lo que vas usando

Este es un hábito que es muy sencillo, pero de alguna extraña manera causa mucha pereza a algunas personas. La idea es que después de usar algo y antes de pasar a la siguiente actividad, devuelvas a su lugar aquello que utilizaste. De igual manera funciona con lo que se ensucia diariamente, después de ensuciar trastes, lavabos, encimeras, mesas, límpialos antes de pasar a lo siguiente, de esta manera evitas que se acumule y te cause aún más pereza limpiar.

 

5. Limpia después de ducharte

El baño es un área que usamos todos los días y que acumula mucha humedad, la cual va creando ese moho que hace que se vea todo sucio y asqueroso. Por eso, después de bañarte y antes de salir de tu baño, pasa un paño por la regadera para quitar la humedad y también por el lavabo y el espejo para que no queden gotas de agua o espuma de pasta de dientes salpicadas. Te toma muy pocos minutos y te ahorra tiempo y esfuerzo a la larga.

 

6. Ten a la mano los productos de limpieza

Para poder limpiar en el momento todo lo que vamos ensuciando es recomendable ubicar productos de limpieza donde más se necesitan, sobre todo en las áreas que usamos diariamente como los baños y la cocina.

 

7. Desinfecta mientras limpias

Aprovecha el momento en el que limpias las superficies para desinfectarlas usando un producto como Pursue Limpiador Desinfectante de Amway que elimina virus y bacterias.

 

8. Guarda la ropa cuanto antes

Evita dejar la ropa en la cama, la silla o el sillón con la falsa ilusión de que vas a doblarla en un rato más, no nos engañemos, todos sabemos que no lo harás. Acostúmbrate a doblar y guardar en cuanto la destiendas o la saques de la secadora.

 

9. Involucra a todos los que viven en tu hogar

La limpieza es responsabilidad de todos los que habitan un espacio, así que repartan las tareas y hagan acuerdos para llevar todos estos hábitos. En equipo siempre será más rápido y fácil.

 

10. Haz una rutina de limpieza profunda

Barrer y trapear toda la casa, así como limpiar ventanas, estufa, etc. puede llevarte varias horas y es difícil hacer espacio en tu rutina diaria para hacerlo todo, pero sí puedes organizar y administrar las tareas más complejas entre los días de la semana y personas que habitan, y así no tener que hacerlo todo en uno solo.

 

La limpieza es parte fundamental de nuestro estilo de vida y no una tarea a evitar. Vive tu vida como tu quieres con buenos hábitos de limpieza.